Tomando consciencia

Por : | 0 Comentarios | On : Septiembre 4, 2014 | Categoría : Testimonios y Confesiones

Cuando aún estaba en el colegio comencé a conocer personas para las cuales comer carne no era una opción, yo me sorprendí porque en mi familia y en mi círculo de toda la vida, comer carne era como respirar, lo más natural del mundo. Nunca pensé que alguien sufría o al menos no tanto, o pensaba que para eso estaban los pollos, las vacas, para que los humanos comieran.

Un día un profesor amorosamente me explicó sobre la industria de los alimentos y me indicó videos donde se muestra la realidad del negocio alimenticio, y sentí repudio por la humanidad y por mi misma.

Para incursionar en el vegetarianismo me motivé principalmente por razones como las que era saludable, que tendría piel suave, mantendría la figura, etc. Y me aferré tanto a ese tonto argumento que cuando me sentí lo suficientemente saludable y equilibrada, dije un poco de pescado no está mal, y luego al mes dije, un poco de pollo no está mal, y luego estaba comiéndome una
hamburguesa y deseando volver a sentirme como me sentía antes.

Solo cuando empecé a tomar conciencia sobre el asunto, fue que comencé nuevamente a ser vegetariana, pero no por salud, no por vanidad, no por moda, sino porque en realidad no tengo el derecho de matar a otro y comérmelo, así de sencillo. Cuando pienso eso, el tema de salud se cae, será que me da anemia? flaca, gorda? eso ya no es lo importante, porque si comer animales no es una opción entonces uno descubre y aprende a alimentarse de mil maneras más.

Johana, Bello

Recomendarías este artículo?